Robots vs Personas

con No hay comentarios

Francisco Bermúdez “Hay que tener miedo a la brecha digital, no a los robots»

https://cincodias.elpais.com/cincodias/2019/10/25/fortunas/1572027204_016036.html

 

Este es un artículo que pretender ayudar a transitar a las personas a través de este nuevo paradigma por donde avanzamos: una sociedad «líquida» en el sentido de que cambia su forma permanentemente adaptándose con rapidez al continente ( sociedad en la que opera con sus servicios o productos).

El paso de la fase sólida a la fase líquida del siglo XXI se caracteriza por un proceso de constante y continua des-regularización que afecta a todos los ámbitos de la vida: la familia, la política, las reglas de juego, la amistad y, por supuesto, la empresa.

El proceso «líquido» supuestamente orientado a mejorar y alcanzar nuevas cotas de bienestar, está dejando por el camino muchos elemento valiosos para la empresa. Un ejemplo son los empleados de mayor edad y experiencia que son «expulsados» de la empresa sin haber realizado un proceso de traslado del valor que contienen a los jóvenes que se incorporan. ¿Ha dejado en la empresa todo el conocimiento aquel empleado que se jubiló?. Nos importan más lo que ven los que se quedan en la empresa que los que marchan.

Los robots no son el enemigo; como no lo fueron las máquinas al principio del siglo XX. Las máquinas nos aportaron mejora en las condiciones de vida y una mayor longevidad. Una buena gestión de la automatización del trabajo nos llevará a mejoras en la calidad de vida.

¿Los empleados que se han mantenido en la empresa han aprendido algo del proceso de «licuefacción» de la empresa?. ¿Se les ha explicado y ellos han entendido la necesidad de adaptarnos al mercado?. ¿Se les ha dado la oportunidad de aportar ideas a ese proceso de necesario cambio en la empresa?. ¿A gestionado el residuo inextirpable de una mayor inseguridad y ansiedad en el trabajo?.

Si tu empresa tiene unos órganos de gobierno familiares es aún más importante si cabe el asegurar un buen «trasiego» de experiencia y valores a las nuevas generaciones.

Deja un comentario