¿Donde estaba cuando me necesitaba la empresa?. ¿Quien va a continuar el proyecto?. ¿Cuando podré hacer lo que sé hacer?

Solo a través del equipo podemos lograr el ÉXITO.

Pero este equipo no tengo porqué financiarlo solo yo. Es clave fijar que personas tienen las palancas que mueven las ventas y las otras funciones de la empresa.

¿Puedo lograr el ÉXITO solo con mi gente?. ¿Puedo organizar equipos mixtos entre mi gente y externos expertos en el proyecto en cuestión?

El departamento de Recursos Humanos en una organización es, quizás, uno de los más indispensables, no obstante, muchas personas desconocen cuáles son realmente sus funciones, pues algunos creen que solo están para selección de personal, cuestiones de nómina y para avisos internos.

Lo cierto es que en España existen empresas que sí han reducido la razón de ser de RRHH a funciones muy operativas.

Dentro de las principales funciones del área de Recursos Humanos están:

–  La parte económica, que se refiere a la compensación

– La formativa, que brinda capacitación y desarrollo

– La normativa, que vela por los reglamentos y políticas de manejo de personal

– La dinámica, que conlleva selección, contratación, adaptación y evaluación de desempeño

– Bienestar,  que se refiere a salud ocupacional, seguridad en el trabajo, transportes, alimentación, recreación, entre otros.

Se trata de atraer y mantener talento, formar y desarrollar, valorar el desempeño y aplicar esquemas justos de compensación. Además, velar por la seguridad y salud en el trabajo, y propender por el bienestar general de los empleados.
Lo principal es entender la estrategia del negocio y sus objetivos y a partir de ahí construir un plan estratégico que apoye el logro de los objetivos organizacionales. Entender a los colaboradores, sus intereses, motivaciones y sueños.

De igual manera, contribuir al fortalecimiento de los valores de la empresa y la creación de un clima y cultura adecuados.

Cada vez más, las empresas son conscientes de la importancia de incorporar y mantener en sus equipos personal calificado para alcanzar el logro de sus objetivos.

A pesar de los esfuerzos de las entidades por promulgar normas que regulen las relaciones laborales, existen aún muchos vacíos e inconsistencias que dificultan su puesta en marcha en las organizaciones.

En un entorno económico cambiante como el nuestro, encontramos con frecuencia que las empresas limitan el presupuesto de las áreas de Recursos Humanos, recortando en primera instancia los programas de formación y los salarios emocionales.

Si se quiere sobrevivir y permanecer en el mercado – sobre todo en momentos retadores – lo primero que se debe fortalecer es el desarrollo de las personas que conforman las organizaciones y darles herramientas para mejorar su desempeño en pro de más y mejores resultados.