Inteligencia emocional aplicada a la empresa

con No hay comentarios

¿Nunca te has preguntado porqué no se aplica la inteligencia emocional a la empresa?.

Las personas que hemos aprendido a gobernar nuestra vida gracias a la inteligencia emocional, nos sorprende que estas técnicas no se hayan llevado al mundo de la empresa.

A mi humilde entender, la respuesta a esta pregunta está en el hecho de que las técnicas son muy sencillas, casi simples, en su definición; pero que requieren un compromiso a largo plazo. Porque como decía Seneca: “el gobierno más difícil es el gobierno de uno mismo”.

Existen coaching y multitud de técnicas que nos permiten caminar por la senda de la Empresa gobernada con inteligencia emocional. Pero recuerda el Principio de Correspondencia: «como es fuera, es dentro» — resuelve lo que tienes dentro y lo de fuera se disolverá.

En este post expongo un camino que te permitirá transitar por él como comodidad, sin estrés, sin más presión adicional. La técnica la he bautizado con “De dentro a fuera” y me dispongo a explicarla. Espero que la siga, disfrute con ella y con sus resultados.

 

DE DENTRO A FUERA:

Habitualmente una empresa identifica un necesidad en el mercado (¿QUÉ?); diseña el producto o servicio que cubrirá esa necesidad; organiza sus equipos para realizar esas operaciones (¿CÓMO?); y, finalmente llegan los resultados de todo el proceso (¿PARA QUÉ?).

El método “De dentro a fuera” consiste en hacerlo al revés, reflexionando sobre el para qué (¿Para qué? o ¿Porqué?) queremos trabajar en esta empresa. No vale la respuesta de “para ganar dinero” porque eso será el resultado de hacer todo el proceso correctamente. Cuando sepamos de corazón, emocionándonos al pensarlo, la respuesta a esa pregunta, el cómo y qué hacemos resultará obvio.

El propósito de nuestra empresa no solo nos llegará al alma a nosotros, le llegará a nuestros empleados y le llegará al cliente. Ya nunca más tendrá que preocuparse por la pérdida de colaboradores valiosos, ni tendrá que dedicar su tiempo a sustituir los clientes que nos han abandonado, ni siquiera por los resultados. Su tiempo lo podrá ocupar en desarrollar su negocio y gestionar las oscilaciones que sin lugar a dudas sufrirá el entorno.

 

Cambie de paradigma, incorpore la inteligencia emocional a su empresa, su vida personal y profesional se lo agradecerá.

Deja un comentario